Tiempo de lectura:2 Minutos, 20 Segundos

Valencia es, por tamaño, orografía y clima, una ciudad ideal para recorrer en bicicleta, pero, para Pier Paolo Leonardi, de las rutas en bici por Valencia hay una imprescindible: pedalear por la playa. 

Afincado en Valencia desde hace 18 años, Pier decidió un día abandonar su empleo en el ámbito de la logística para dedicarse a su pasión: la bicicleta, con la que ha recorrido medio mundo. Nace así ‘Passion Bike’, un negocio de alquiler de bicicletas y tours turísticos en bici por la ciudad de Valencia.

El pasado miércoles 3 de junio se conmemoró el Día Mundial de la Bicicleta, una excelente excusa como cualquier otra para realizar un tour en bici por Valencia, en el que la playa y el casco histórico son un must.

bicicleta Pasion Bike

Como buen conocedor de Valencia y sus calles, Pier organiza recorridos para los turistas que, cada vez más, deciden conocer la ciudad en bici. “El Tour de Día permite ver los highlights de la ciudad y el de Noche disfrutar de la puesta de sol”. También tiene una propuesta “cañera” de cinco días. La ruta por la Albufera, con los arrozales, el lago de agua salada y el mar “también es muy representativo de Valencia”

Más de 300 bicicletas

Sin embargo, la pasión de este germiniani es el mar. Más allá de monumentos o lugares. “El casco histórico tiene mucho encanto, también el Mercado de Colón o el Mercado Central, pero para mí es imprescindible pedalear cerca de la playa”.

Más de 300 bicicletas repartidas en tres tiendas, acuerdos con siete hoteles y grupos concertados de viajeros italianos. Desde su cuartel general junto a las Torres de Serranos, uno de las citas ineludibles de sus tours, ha gestionado más de 20.000 rutas, organizadas o por libre, al año. Y eso, que como admite, “muchos de los cicloturistas no saben ni ir en bici”.

Ése es uno de los motivos por los que descarta organizar rutas a la montaña. “También porque para salir a carretera necesitas otro tipo de bicicletas”. Eso sí, reconoce que sería «fácil para los turistas adaptarse a la tradición de hacer una ruta en bici y parar a almorzar. Recuerdo la primera vez que salí en grupo, yo con una barrita energética y de repente paramos a almorzar. Me acostumbré”, sonríe.

Los efectos del coronavirus se han notado en un negocio dirigido al turismo. «Son decisiones que no dependen de ti, de lo bien o lo mal que lo hayas hecho». Aún así, se muestra optimista: «de junio a agosto nos recuperaremos».

Su pasión por la bici le ha permitido explorar nuevas aventuras, como una sede en Málaga o planificar rutas hasta Alicante, con paradas en Dénia o Jávea…porque es imprescindible pedalear por la playa.

Dónde encontrarlo…

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Perfiles en Redes Sociales