Tiempo de lectura:2 Minutos, 20 Segundos

Valencia es, por tamaño, orografía y clima, una ciudad ideal para recorrer en bicicleta, pero, para Pier Paolo Leonardi, de las rutas en bici por Valencia hay una imprescindible: pedalear por la playa. 

Afincado en Valencia desde hace 18 años, Pier decidió un día abandonar su empleo en el ámbito de la logística para dedicarse a su pasión: la bicicleta, con la que ha recorrido medio mundo. Nace así ‘Passion Bike’, un negocio de alquiler de bicicletas y tours turísticos en bici por la ciudad de Valencia.

El pasado miércoles 3 de junio se conmemoró el Día Mundial de la Bicicleta, una excelente excusa como cualquier otra para realizar un tour en bici por Valencia, en el que la playa y el casco histórico son un must.

bicicleta Pasion Bike

Como buen conocedor de Valencia y sus calles, Pier organiza recorridos para los turistas que, cada vez más, deciden conocer la ciudad en bici. “El Tour de Día permite ver los highlights de la ciudad y el de Noche disfrutar de la puesta de sol”. También tiene una propuesta “cañera” de cinco días. La ruta por la Albufera, con los arrozales, el lago de agua salada y el mar “también es muy representativo de Valencia”

Más de 300 bicicletas

Sin embargo, la pasión de este germiniani es el mar. Más allá de monumentos o lugares. “El casco histórico tiene mucho encanto, también el Mercado de Colón o el Mercado Central, pero para mí es imprescindible pedalear cerca de la playa”.

Más de 300 bicicletas repartidas en tres tiendas, acuerdos con siete hoteles y grupos concertados de viajeros italianos. Desde su cuartel general junto a las Torres de Serranos, uno de las citas ineludibles de sus tours, ha gestionado más de 20.000 rutas, organizadas o por libre, al año. Y eso, que como admite, “muchos de los cicloturistas no saben ni ir en bici”.

Ése es uno de los motivos por los que descarta organizar rutas a la montaña. “También porque para salir a carretera necesitas otro tipo de bicicletas”. Eso sí, reconoce que sería «fácil para los turistas adaptarse a la tradición de hacer una ruta en bici y parar a almorzar. Recuerdo la primera vez que salí en grupo, yo con una barrita energética y de repente paramos a almorzar. Me acostumbré”, sonríe.

Los efectos del coronavirus se han notado en un negocio dirigido al turismo. «Son decisiones que no dependen de ti, de lo bien o lo mal que lo hayas hecho». Aún así, se muestra optimista: «de junio a agosto nos recuperaremos».

Su pasión por la bici le ha permitido explorar nuevas aventuras, como una sede en Málaga o planificar rutas hasta Alicante, con paradas en Dénia o Jávea…porque es imprescindible pedalear por la playa.

Dónde encontrarlo…

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Perfiles en Redes Sociales