Tiempo de lectura:1 Minutos, 50 Segundos

El más antiguo de los espacios de la Ciudad de las Artes y las Ciencias: l’Hemisfèric, se ha convertido en el ojo de Valencia. Su icónica cubierta ovoide de más de 100 metros de longitud simboliza el ojo de la sabiduría, la mirada que los visitantes descubren a través de las proyecciones audiovisuales que se realizan en su espectacular sala en forma de esfera, la más grande de España.

Construido sobre una estructura de hormigón armado y cerrado por una cubierta metálica formada por pantallas de 90 metros, el edificio ocupa 14.000 metros cuadrados y emerge del centro del estanque rectangular de 24.0000 m2 que lo rodea. Este espacio tecnológico y educativo, es capaz de albergar a 1.000 personas en una misma visita. En su pantalla cóncava de 900 m2 se puede presenciar cine en gran formato IMAX, cine digital en 3D y proyecciones digitales.

El Domo o cúpula esférica semeja la pupila del ojo; las bóvedas tóricas representan los párpados y las cancelas acristaladas ejercen de pestañas. El edificio está formado por una combinación de estructuras fijas y móviles que cubren la semiesfera dispuesta en el centro y que alberga la sala de proyecciones. La esfera queda visible al abrirse las estructuras móviles.

El hormigón armado es fundamental en el edificio, tanto por el volumen empleado (14.000 metros cúbicos), como por su valor constructivo y estético. Cimentación, muros de contención, losas horizontales o graderíos se realizaron con este material, tratado y diseñado en blanco para los espacios visibles. 

Cuatro kilómetros de visión

Por contraste, la lámina se ha resuelto con acero, aluminio y vidrio, tres elementos ligeros. Además, para el revestimiento se utilizaron pavimentos de granito con diferentes formas y tratamientos, carpintería de acero inoxidable y el valenciano trencadís en la bóveda y los estanques, materiales que permiten el equilibrio entre las superficies de hormigón y el uso del edificio.

Por su ubicación y construcción, la percepción visual de l’Hemisfèric supera los cuatro kilómetros de profundidad, dimensión insólita en Valencia.  L’Hemisfèric es la ventana por la que el visitante se asoma a la ciencia. El ojo de Valencia, que mira el mundo

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Perfiles en Redes Sociales