Tiempo de lectura:2 Minutos, 31 Segundos

Las Torres de Quart de Valencia son conocidas como las Torres de la Cal porque en el s. XVII las leyes obligaban a que la cal que entraba en la ciudad se hiciera por esta puerta. Junto a las Torres de Serranos, son las únicas puertas que conserva la ciudad de su antigua muralla medieval.

Ubicadas en la calle del mismo nombre, suponían la entrada a la ciudad por el oeste. Era el camino procedente del antiguo camino de Castilla, que pasaba por Quart de Poblet, localidad de la que toman el nombre.

Quart proviene del latín at quartum milliarum que señala la distancia entre las torres y la población. Es decir, cuatro veces un milliarum (1.000 pasos, 1 milla, 1.480 metros). Intramuros, la calle Quart conducía -y conduce- a la Plaza de la Virgen y al centro histórico de Valencia.

Al contrario que sus torres vecinas, los 34 metros de los muros de las Torres de Quart (uno más que las de Serranos) acumulan numerosos episodios bélicos: la Guerra de la Independencia, la Guerra de Sucesión, las guerras cantonales y la Guerra Civil española.

Aún hoy son visibles los impactos recibidos por los disparos franceses durante el asedio de 1808: 132 marcas de cañón y más de 1.000 perforaciones de proyectiles de fusil. Agujeros aprovechados por una colonia de loros para anidar. 

Escaleras primer piso Torres de Quart

La torres se construyeron por decisión de ‘Els Jurats’ de la ciudad, de la ‘Fábrica de Murs e Valls’ y del ‘Mestre Racional’, a mediados del siglo XV (1441-1460). Estas dos torres de mortero amuralladas, semicilíndricas, asentadas sobre un basamento en forma de talud y unidas por la puerta en forma de arco de medio punto, recogen el estilo gótico militar. De hecho, imitan al de las torres del Castel Nuovo de Nápoles

Las Torres de Quart: una de las cuatro grandes puertas de entrada a Valencia

Pere Bonfill, en colaboración con Pere Comte -autor de otros edificios como La Lonja– y Francesc Baldomar, construyeron este Monumento Nacional (así está considerado desde 1931) en mampostería y sillería. Otra de las diferencias con las Torres de Serranos es la planta, cilíndrica hacia el exterior y aplanada hacia el interior.

Las Torres de Quart constituyen un edificio militar de carácter eminentemente defensivo, por lo que la decoración es escasa. De hecho, la fachada exterior es lisa precisamente para dificultar el acceso.

Torres de Quart completa

En 1623 el Consell municipal acordó que se habilitasen como cárcel para mujeres; antes había sido almacén de pólvora y, entre 1813 y 1932, fue prisión militar. Fue posiblemente ese uso el motivo por el que no fueron derruidas. 

La Valencia medieval disponía de cuatro puertas: las dos que se mantienen en pie y otras dos: la Puerta del Mar y la Puerta de San Vicente. Estas últimas fueron derribadas por orden del gobernador civil Cirilo Amorós durante el siglo XIX, con un triple objeitvo: permitir el crecimiento de la ciudad, mejorar su salubridad, y dar trabajo a los obreros en paro.

Escalera interior Torres de Quart

Dónde encontrarlas

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Perfiles en Redes Sociales