Tiempo de lectura:3 Minutos, 7 Segundos

Las Torres de Serranos de Valencia constituyen una de las dos puertas fortificadas de la ciudad medieval que conserva la ciudad, junto a las de Quart. Arquitectónicamente, se trata de dos torres poligonales unidas por un cuerpo central donde se abre la puerta en forma de arco de medio punto.

Deben su nombre a su situación, al noroeste del casco antiguo, como entrada natural que comunicaba la ciudad con los caminos hacia los pueblos de la comarca de Los Serranos (el camino real de Zaragoza, que confluía con el de Barcelona).

De estilo gótico, los Jurados de Valencia encomendaron su construcción al maestro Pere Balaguer, que también colaboró en la construcción de otros edificios emblemáticos de la ciudad: la Catedral, el Miguelete o la Iglesia de Santa Catalina, todos a escasos metros de las torres.

Las Torres de Serranos de Valencia recogen, ante todo, el espíritu de gobierno de la ciudad, ya que su creación buscaba arrebatar el control de las murallas de la ciudad a los elementos nobiliarios que controlaban determinados trozos de dichas murallas.

De hecho, y pese a ser una obra de arquitectura militar, su grandiosidad y ornamentación responden al objetivo de convertirlas en un símbolo del poder económico y social de la ciudad; en un motivo de orgullo.

Es más, jamás han participado en un acto bélico. Tras cinco años y con las obras casi terminadas, se proyectó la escalinata de piedra que agrandó el edificio. Las obras finalizaron el 19 de marzo de 1398, fecha emblemática para la ciudad.

Torres de Serranos en 1863 Ernest Lamy
Torres de Serranos en 1863. Foto de Ernest Lamy

Aunque su uso principal fue el de defensa ante asedios o ataques, también se utilizaba para ceremonias solemnes, festejos ciudadanos o visitas oficiales de embajadores y reyes, por lo que se considera el principal acceso a la ciudad, actos que la convierten en un monumento único, respecto a su condición (militar) y sus usos (social).

Puerta de reyes y Falleras en las Torres de Serranos de Valencia

Aún hoy conserva ese carácter de espacio para ceremonias oficiales ya que la tradicional Crida, con la que la Fallera Mayor de Valencia inicia las Fallas, se realiza desde ellas.

Precisamente una de sus principales señas de identidad es la gola abierta: están desprotegidas en su cara interior por tres motivos: desde la vertiente militar, por si el enemigo tomaba las torres, que no pudiera hacerse fuerte en su interior; asimismo, para que los militares que las defendían, no pudieran utilizarlas en contra de la propia ciudad; y desde la vertiente social, esta disposición las convierte en balcón y mirador hacia el interior de la ciudad.

Además, se han utilizado como prisión y museo. Precisamente ese uso carcelario fue el que permitió que las Torres de Serranos se mantuvieran en pie pese al desmantelamiento de la muralla medieval de Valencia ordenada por el gobernador civil, Cirilo Amorós. Declaradas Monumento Histórico Artístico Nacional en 1931, durante la Guerra Civil se convirtieron en depósito de las obras del Museo del Prado.

Torres de Serranos 1970
Torres de Serranos en 1970

A lo largo de su historia ha sufrido numerosas modificaciones en su estructura interna. Así, la Real Academia de San Carlos realizó una restauración entre 1893 y 1914. La última rehabilitación data del año 2000, fecha en la que se limpió la piedra y las puertas recuperaron su aspecto actual.

Sus 33 metros se levantan imponentes junto al antiguo cauce del río Turia -convertido en jardín urbano, estadio deportivo y centro de reunión- para ejercer su histórica función: ser la puerta de entrada al bullicioso barrio del Carmen, repleto de pequeñas calles, numerosos bares y un rico patrimonio histórico, por lo que es habitual ver gente contemplando la ciudad desde sus terrazas almenadas, convertidas en excelente mirador de la ciudad.

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Perfiles en Redes Sociales